Búsqueda
Todas las secciones

La guía del Profeta Muhammad ﷺ (que la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) para la prevención de enfermedades y epidemias

 

QR Code

Número de visitas: 135
1 0

Hace muchos siglos, incluso antes del descubrimiento de lo que hoy se denomina “medicina preventiva”, el profeta del Islam, Muhammad ﷺ, nos proporcionó, a través de sus palabras y acciones, una guía que garantiza una vida limpia y feliz, así como también la protección contra enfermedades y pandemias.

 

A continuación, encontrarán algunas de las enseñanzas del Profeta Muhammad ﷺ:

 

El Profeta Muhammad  siempre actuaba de una manera que prevenía la diseminación de las enfermedades. Por ejemplo, siempre que estornudaba, se cubría la boca con la mano o con la ropa y bajaba la cabeza y la voz.

El Profeta Muhammad nos indicó que hiciéramos cuarentenas en caso de epidemia. El Profeta Muhammad  dijo:

Si escuchan que hay un brote epidémico de la peste negra en un territorio, no entren allí; pero si la peste negra aparece mientras están allí, no dejen ese lugar

También dijo:

La persona que está enferma no debe juntarse con la que está sana

También les ordenó a los musulmanes que se mantengan alejados de las personas que padecen enfermedades infecciosas tanto como se alejarían de un león.

La limpieza y los procedimientos que se recomiendan ampliamente en la actualidad para minimizar las infecciones son una parte importante del modo de vida islámico, por ejemplo, el Profeta Muhammad  les enseñó a los musulmanes que deben mantener las uñas cortas, quitarse el vello de ciertas partes del cuerpo y limpiarse la boca y los orificios nasales con agua. Esto se denomina “prácticas de la naturaleza innata”. Los musulmanes se lavan bien las manos cuando hacen la ablución antes de las cinco oraciones diarias, antes y después de comer, después de ir al baño y en otros momentos.    

 

El profeta  dijo:

Quien se despierta después de haber estado dormido debe lavarse las manos antes de sumergirlas en el agua para realizar la ablución, ya que nadie sabe dónde estuvieron sus manos mientras dormía

El Profeta Muhammad  nos enseñó a que cubramos los alimentos y el agua que vamos a beber, a que nos lavemos los dientes, a nunca arrojar contaminantes en el agua corriente, a hacer nuestras necesidades solo en los lugares designados para ese fin y a asegurarnos de que nuestro cuerpo y nuestra ropa estén limpios después de hacerlo. Todo ello contribuye a que podamos ganarnos nuestro lugar en el paraíso.

 

El Profeta Muhammad  también dijo:

La limpieza es la mitad de la fe

Aunque el Islam otorga suma importancia a la oración y a la conexión con Dios para atravesar los momentos difíciles, el Profeta Muhammad también alentó a los musulmanes a que busquen tratamientos médicos cuando dijo: “Usen los tratamientos beneficiosos, ya que Allah, Glorificado sea, no ha hecho descender una enfermedad sin hacer descender un remedio, con la excepción de una enfermedad: la vejez”.

 

El musulmán también tiene permitido suspender temporariamente obligaciones islámicas que pueden afectar su salud, como el ayuno, u otras.

 

Cuidar la salud individual y de la sociedad, aunque es esencial, es solo una pequeña parte de un sistema que cubre todos los aspectos de la vida, entre ellos, la política, las finanzas, la familia y las relaciones, el trabajo y la educación, etcétera; todos conectados en armonía para obtener la felicidad que el Creador destinó a través de su mensaje final para toda la humanidad…

  • Clasificación: Da'wah a Allah
  • Fecha de publicacion: 19 Sha'aban 1441
Comentarios
Estos comentarios no reflejan necesariamente los puntos de vista de la página web sino los de sus propietarios