Búsqueda
Todas las secciones

La forma en que el Profeta trató con la conspiración de los Banu Quraidhah

 

QR Code

Número de visitas: 8
0 0
Pregunta:

Visité el otro día una página anti-islámica en la que se mencionaba la forma en que el Profeta, sallallaahu 'alayhi wa sallam, trató la conspiración y traición de los Banu Quraidhah, la tribu de judíos. Según mencionan, el Profeta confirmó el juicio que dictó sobre ellos Sa’ad bin Mu’adh de ejecutar a los hombres y tomar cautivos a las mujeres y niños, diciendo que el juicio de Sa’ad fue igual al juicio de las Escritura hebreas. Sabemos que el Profeta ya había expulsado a las otras dos tribus judías que había en Medinah, ¿por qué no aplicó el Profeta este mismo castigo a los Banu Quraidha? Debo mencionar también que el autor del artículo de la página a la que hago referencia utiliza un tono burlesco y despectivo al hablar de Al-lah, Muhammad y el Corán. Por favor, clarifiquen el asunto.

Respuesta:

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, , es Su siervo y mensajero.

 

El Profeta Muhammad,sallallahu 'alayhi wa sallam , es el Profeta de la misericordia, esto es un hecho confirmado que no se discute. Sin embargo, ya que aquellos cuyos corazones corroe la envidia se atrevieron a hablar contra él, responderemos a sus acusaciones.

 

Primeramente, confirmamos que el veredicto emitido contra los Banu Quraidhah fue el de ejecutar a sus combatientes, cautivar a sus mujeres y niños, e incautar sus propiedades.

 

El Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, le dijo a Sa’ad Ibn Mu’adh: "Por cierto que haz juzgado según el juicio del Rey (es decir, de Al-lah)”. Este veredicto es en sí una evidencia de que el objetivo del Islam no es agobiar a las personas, caso contrario nadie hubiese quedado vivo, ni mujeres ni niños, tal y como ocurría cuando los tiranos del pasado atacaban y como los del presente hacen.

 

El Imam Muslim registró que el Profeta,sallallahu 'alayhi wa sallam , aconsejaba a los comandantes del ejército diciendo: “Luchen en el Nombre de Al-lah y por la Causa de Al-lah. […] no malversen los bienes incautados, no rompan sus compromisos, no mutilen los cuerpos de los muertos, no maten niños”. At-Tabarani registró esta narración con la siguiente adición: “…no maten mujeres, ni ancianos”. Los Califas correctamente guiados cumplieron a cabalidad estas instrucciones después de la muerte del Profeta, .

 

Es racional ser duros con aquellos que no muestran misericordia, así como es sabio amputar el miembro gangrenado para preservar el cuerpo completo y la vida. La pregunta es: ¿Qué hicieron los Banu Quraidhah para merecer este destino? La respuesta es que traicionaron a los musulmanes y violaron el convenio que habían hecho con ellos en un momento crucial para la existencia física de los musulmanes, cuando Medinah estaba cercada por diez mil combatientes no musulmanes cuyo objetivo era realizar una masacre. Los judíos de Banu Quraidhah no sólo violaron el acuerdo sino que habían planeado participar activamente en la masacre.

 

Tal y como mencionara un autor contemporáneo: “Si aquellos que critican el veredicto de Sa’ad contra los Banu Quraidhah estudiaran las leyes actuales con atención, y las aplicasen a los Banu Quraidhah, llegarían a la conclusión que las leyes del siglo 21 no difieren con el juicio de Sa’ad”. El autor mencionó que los Banu Quraidhah cometieron los siguientes tres crímenes:

  1.  Levantarse en armas en contra de la autoridad reconocida de Medinah para colaborar con las fuerzas invasoras.

  2. Conspirar junto con el enemigo contra los musulmanes, a sabiendas de las intenciones criminales del mismo.

  3. Facilitar la entrada del enemigo al país.

 

Luego el autor dijo: “El derecho criminal contemporáneo aplica la pena de muerte para cada uno de estos tres crímenes”. 

 

Es oportuno mencionar aquí lo que Deuteronomio 20:10-17 (NVI, 1999) ordena:

 

“Cuando te acerques a una ciudad para atacarla, hazle primero una oferta de paz. Si acepta y abre las puertas, todos los habitantes de esa ciudad quedarán bajo tu dominio y serán tus esclavos. Pero si la ciudad rechaza la paz y entra en batalla contra ti, la sitiarás; y cuando el Señor tu Dios la entregue en tus manos, matarás a filo de espada a todos sus hombres. Como botín, podrás retener a las mujeres y a los niños, y el ganado y todo lo demás que haya en la ciudad. También podrás comer del botín de tus enemigos, que te entrega el Señor tu Dios. Así tratarás a todas las ciudades lejanas que no pertenezcan a las naciones vecinas. Sin embargo, en las ciudades de los pueblos que el Señor tu Dios te da como herencia, no dejarás nada con vida. Exterminarás del todo a hititas, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos, tal como el Señor tu Dios te lo ha mandado”. [Énfasis nuestro]

 

Puede ser que este sea el texto al que hizo referencia el Profeta, , en sus palabras a Sa’ad. Sin embargo, a nosotros como musulmanes nos basta saber que el Profeta testificó que el juicio de Sa’ad estuvo de acuerdo con el de Al-lah.

 

En cuanto a por qué el Profeta, , no castigó a los Banu Quraidhah de la misma manera que castigó a las otras dos tribus judías, la respuesta es que ese fue el juicio que Al-lah Dictó y él solo lo hizo público. Además, los crímenes de esta tribu fueron más graves y diferentes a los de las otras dos; por lo tanto, el juicio no puede ser el mismo.

 

El autor de la página anti-islámica ha cometido un acto de Kufur (incredulidad) al burlarse de Al-lah, Su Profeta y el texto del Corán, lo acepte o no. Es evidente que la opinión del autor es el fruto de su ignorancia acerca de Al-lah, pues si lo conociera lo adoraría, honraría a Su Profeta y creería en Su Libro. 

 

Finalmente, es bueno mencionar que la persona debe evitar visitar tales páginas llenas de prejuicios para estar a salvo de sus falacias. Ahora bien, si la persona se ve obligada a visitar estas páginas para constatar sus contenidos y responder sus falsas afirmaciones, debe hacerlo solamente a condición de poseer el conocimiento religioso suficiente como para no verse influenciado por las falsedades en ellas expresadas y argumentos engañosos.

Y Al-lah Sabe mejor.

ـــــــــــــــــــــــــــــــــــ

fuente :www.islamweb.net